martes, agosto 07, 2012

#StopBulos en Redes sociales. Cómo verificar la información y luchar contra los rumores 

Hemos analizado alguna otra ocasión cómo se comportan los rumores en las redes sociales y su especial viralidad y peligrosidad. También hemos analizado las necesidades de apoyo para gestionar las redes que tienen los servicios de información de emergencias. Detengámonos ahora en cómo detectar un bulo en la red.

Para hacerlo fundamental es tener claras algunas cuestiones previas en relación a las características del emisor del bulo, las personas que los reproducen y los relanzan con mayor índice de propagación y por supuesto cómo debemos de hacerles frente para intentar evitar sus efectos, a veces, debastadores.

1. El emisor 

Cualquiera de nosotros puede ser el emisor de un bulo. Otra cosa es quién está en el origen del mismo y cuál es su finalidad. El éxito de un rumor radica en ser repetido por nodos de influencia  considerados de calidad. Si el rumor que propagamos logra ser reproducido por estos emisores el éxito del mismo, al menos a corto plazo estará asegurado. 

El emisor del rumor que habitualmente denomino como el enteradillo suele definirse por una fuente que procura ocultarse y que es ambigua en el relato que hace. Sabemos también que disponemos de herramientas de análisis y monitorización que nos pueden permitir llegar en Twitter al primer usuario que emitió el mensaje. Sin embargo, es fácil que no dispongamos de tiempo para realizar la búsqueda. Si dispusiéramos de ese tiempo seguramente daríamos, en muchos de los casos, con alguien que no está en el Puesto de Mando, no dispone de información solvente, se esconde en una identidad falsa o detrás de un Avatar indefinido. Probablemente ni siquiera habrá documentado su afirmación enlazando con una fuente oficial o una web o archivo que demuestre lo que dice. 

2. Los reproductores de rumores 

Cuanta más gravedad conlleve el contenido del mensaje más posibilidad tendremos de que el rumor crezca. El dramatismo del relato facilitará la reproducción del mensaje y más aún si se hacen eco del mismo nodos de influencia como Medios de Comunicación, políticos o personajes famosos. De ahí la importancia de nuevo de monitorear la red a través de listas, de hashtag y de palabras claves.  

En el incendio forestal de Tenerife algunos medios hicieron RT a bulos
Pero no sólo el relato dramático favorece el rumor, sino también los buenos samaritanos que, intentando ayudar en la gestión del siniestro, reclaman por ejemplo voluntarios o material para ayudar en el mismo. Recuerdo por ejemplo como en los incendios forestales de  Cortes de Pallás y Andilla (Valencia), en agosto de 2.012, se pedían motosierras a través de Twitter y voluntarios que no había reclamado administración alguna. Únele a esto una central nuclear y tendrás un bulo de los más importante.      

    
3. Cómo hacerles frente

Para poder enfrentar los rumores lo primero es ser capaces de detectarlos a tiempo. Para eso es precisa la monitorización de la conversación en redes sociales y, lógicamente, es preciso contar de nuevo con personal adiestrado que disponga de tiempo para seguir el hilo de la conversación.
Una vez detectado el bulo debe ser desmentido categóricamente y a ser posible con pruebas documentales si  hiciera falta. No basta con escribirlo en nuestro Time Line. Tendremos, si es preciso, que pedir el retweet a nuestros seguidores para llegar más lejos con el mensaje.
Puede ser conveniente que nos dirijamos a los principales influencers que han propagado el bulo para que lo desmientan. Podemos hacerlo abiertamente citando su cuenta en nuestro tweet o mandarles un mensaje directo, si lo creemos conveniente.
Si la cosa se pone complicada, y vemos que no hay respuesta a nuestra demanda corrigiendo la información, podemos dirigirnos a todos los seguidores de esa cuenta y de la nuestra (aunque no sean seguidores comunes). El truco es sencillo sólo hay que poner un punto delante de la cuenta en Twitter. Por ejemplo: .@NombreUsuario
Nuestro mensaje no sólo le llegará a él, sino al Time Line de  todos nuestros followers. Ojo el truco no funciona en  las contestaciones a sus tweets. Debes iniciar un tweet nuevo.

Y por supuesto no descartes el dirigirte a los Medios de Comunicación en el 1.0 para que no propaguen el rumor.
Recuerda, y más aún con un Plan de Emergencia activado, que puedes exigir a los Medios Informativos que den una determinada información en materia de protección civil destinada a garantizar la seguridad ( sólo si esa es su finalidad) Evidentemente no están para desmentir críticas que se hagan a la gestión del siniestro por muy infundadas que sean. Pero además puedes advertir al emisor del rumor de las consecuencias, incluso penales, en que puede incurrir al  difundir una información falsa, a sabiendas de que se está realizando, y que pueda poner en riesgo a las personas, sus bienes o el medio ambiente..

5 comentarios:

@GalvezRivas dijo...

En el punto está la cuestión. Recuerda .@NombreUsuario Buen artículo. #VOST

Antonio Maldonado dijo...

No sabia lo del .@Nombreusuario Gracias!!

Antonio Maldonado dijo...

No sabia lo del .@Nombreusuario Gracias!!

Luis Serrano Rodríguez dijo...

Muy útil para que lo lean no sólo los usuarios comunes sino todos nuestros seguidores que no le sigan a él

Javier Varela dijo...

Luis como siempre un 10 por explicaciones.
Lo comparto.