jueves, abril 10, 2014

Luñol 14. Primer simulacro nacional de catástrofe vía Twitter.

Hace unos días tuve la inmensa suerte de participar como integrante del ERICAM en el ejercicio Luñol14 que la UME organizó con el fin de probar sus caoacidades de coordinación en una emergencia de nivel III en la que está en juego el interés nacional. En este caso, se simuló un terremoto que causaría decenas de muertos y miles de heridos. Paralelamente la oficina de información pública de la UME tuvo la idea de efectuar el primer simulacro de información de una catástrofe que se realizaba en Twitter en España. Es cierto que hace ya dos años que comencé a realizar este tipo de ejercicios en los cursos que imparto en la Escuela Nacional de. Proteccion Civil. Pero los efectuó en un entorno de cuentas simuladas sin seguidores para evitar cualquier tipo de alarma.

Así que en este caso el reto era importante. En el ejercicio tuitero participó la UME, la Delegación de gobierno en Valencia, el 112 de Valencia, la Cruz Roja, VOST Spain, y el ERICAM a través de la cuenta del 112 de. Madrid.

El objetivo era, de nuevo actuar, de forma coordinada respetando las competencias de coordinación en cada uno de los niveles y ofreciendo de forma ágil información contrastada tendente a garantizar la protección de los ciudadanos. Para ello, era esencial neutralizar rápidamente bulos y rumores y de ahí la incorporación de los Team VOST.

Como herramienta de coordinación esencial se puso en marcha un grupo en Whatsapp para compartir información y asignar funciones y acciones informativas. Se estuvo funcionando con la premisa mensaje único y respeto a la Dirección del Plan en cada uno de los niveles.

Trabajo desde el ERICAM

Como dije al inicio,  trabajé en zona caliente empotrado en el ERICAM. La coordinación fue tal que, cuando encontrábamos una supuesta víctima, no informábamos de su localización hasta recibir la autorización del gabinete de información del plan. Algo que ocurría vía WhatsApp en cuestión de minutos. Antes, y previamente, la delegación del gobierno tuiteaba que el ERICAM había localizado un herido. A partir de ahí nosotros compartimos información en Redes Sociales con fotos, vídeo e incluso transmisión en streaming.




Entretanto la UME estuvo ofreciendo información pormenorizada de las operaciones de forma muy coordinada con todos y con el inestimable apoyo de los VOST que, no sólo monitorizaban la red a la búsqueda de bulos. Algo difícil porque todos y cada uno de los tweets que se publicaban Ibán acompañados de los HT #Simulacro y #UMEluñol14. Asimismo, los VOST elaboraron mapas con la geolocalización de las informaciones más relevantes como zonas de intervención, lugares de alojamiento, etc. 




Todo en estrecha coordinación con la UME. Incluso se llegó a crear un HT (#SOSluñol ) para las solicitudes de información ciudadana.




Y como de todo se aprende, y en todo hay que mejorar, propondría migrar en el próximo ejercicio a una red de mensajería tipo Telegram con un nivel de seguridad mayor. Con todo, un fuerte aplauso para la oficina de información pública de la UME por esta iniciativa que espero sea el germen de un procedimiento operativo a nivel nacional de gestión de la información de emergencias en redes sociales.

Con los compañeros de la oficina de comunicación de la UME

viernes, marzo 28, 2014

El falso accidente de avión en Canarias. Hay margen de mejora

Llevo horas asistiendo atónito a un nuevo episodio de despedazamiento informativo mutuo a cuenta del accidente de avión en Gran Canaria que nunca existió. Y mi sorpresa no reside en que una grúa flotante, transmutada en espejismo con forma de avión, haya dado la vuelta a la tuitosfera. Gracias, eso sí, a  la fascinación que los medios informativos poseen por todos aquellos Memes que proceden de Twitter. Eso, a estas alturas, no me sorprende. Lo que no entiendo muy bien es el debate de fondo ¿Estamos hablando de que un tweet puso en riesgo la seguridad de los ciudadanos? ¿De sí la activación de los procedimientos operativos fue la correcta? Porque  entiendo que esto es lo que nos debería preocupar de verdad y no si los community managers del 112 de Canarias estuvieron más o menos afortunados. Vayamos por partes.

Tras escuchar los audios de las conversaciones que el 112 de Canarias tiene con quien, supuestamente, se identifica como centro de control, no puedo más que felicitarme por la profesionalidad de ambas partes en la gestión de los datos y en la activación de recursos. A alguno le puede sorprender esta afirmación pero la explicó. En los Centros 112 trabajamos con datos parciales procedentes de la información, en la mayoría de los casos imprecisa, de ciudadanos que nos trasladan lo que creen haber visto. Muchas veces, por ejemplo, nos enfrentamos a supuestos accidentes que no lo son. Pero con los datos parciales que nos aportan aplicamos procedimientos operativos que le ganan minutos a la vida en lo que denominamos “La Hora de Oro” Recordemos que cada minuto en parada cardio-respiratoria hay un 10% menos de posibilidades de revertirla. Así que ante la más mínima duda actuamos.

El falso avión en aguas de Gran Canaria



Así las cosas, que cuando al 112 de Canarias una fuente solvente le indica que hay un avión de pasajeros en el agua, y que active a todo el mundo, sólo puede hacer una cosa, activar una alarma general. Y eso hicieron. Así que aplausos, para el que informa y también para el que activa. Pero claro, eso no parece ser lo relevante en este caso para los Medios enfrascados, primero en poner en cuestión la actuación del 112, luego la de los controladores y ahora la de todos ¿Pero y la actuación de los Medios? ¿Ha sido la correcta? ¿Realmente lo relevante es el tweet del 112? ¿No será más interesante descargar el papel del antihéroe de esta polémica en un servicio que a diario salva decenas de vidas en Canarias?

A la caza del Meme en Twitter

Tenemos todos los elementos para hacer un verdadero culebrón: trata de la seguridad de las personas, es un Meme procedente de Twitter (está de moda), hay unas fotos con pinta de Fake que confunden a todos, es novedoso porque el supuesto culpable es quién normalmente es el héroe (cambio de rol), genera enfrentamiento entre administraciones de colores políticos diferentes y hay grabaciones de por medio que alimentan el fuego mediático. Y encima, incendia las redes donde todo el mundo juzga y condena en cuestión de minutos. Por cierto, los mismos que horas después (cuando se escuchan los audios) enmudecen ¿Dónde están ahora esos tuiteros (que eran legión) matizando sus acusaciones?

Del SMS a Twitter ¿Qué ha cambiado?

Pero vayamos más allá. Es cierto que el 112 de Canarias tuitea. Claro que es una fuente oficial de todo crédito. Seguramente yo también hubiera retuiteado sin pensarlo pero eso no me eximiría de mi culpa por no hacer bien mi trabajo ¿Un solo tweet puede desencadenar la tormenta que ha producido? ¿Es eso realmente periodismo? Al menos no es el que  a mi me enseñaron. A mi me instruyeron en verificar y contrastar las informaciones que me llegaran ya vinieran de agencias, las escuchará en la radio, las leyera en un periódico o me las sirvieran en una nota de prensa. Me hablaban de confirmar las noticias al menos en dos fuentes. Ahora no, si alguien “mata” en un Tweet a Manuel Fraga o a Manu Leguineche antes de tiempo, toda la tribu corre a retuitear. Si Jordi Evole te la cuela en directo hay que ser el primero en apuntarse al triunfo aún a riesgo de columpiarse de manera antológica ¡Por dios, eso no es periodismo! Un tweet son 140 caracteres incapaces de concentrar la explicación de un hecho como un supuesto accidente aéreo. Algunos llevamos 16 años enviando alertas por SMS a los Medios sobre los accidentes y, hasta que llegó Twitter, los periodistas no se lanzaban con ese mensaje a interrumpir la programación. Corrían, eso sí, al teléfono a hablar con nosotros o observaban con impaciencia el teletipo para que les entregara la ampliación de la noticia que les habíamos servido. Incluso, al principio, salían pitando a cubrir in situ la información (algo ya poco común dada la falta de personal en las redacciones)

Esta noticia supuso RT de varios periodistas y
 Medios sin verificarla previamente


¿Cuál es el abc del periodismo?

Hace no mucho debatíamos en un Laboratorio de la APM sobre el periodismo ciudadano y muchos afirmábamos que el periodismo lo hacemos nosotros, los periodistas. Los ciudadanos comunican y transforman información bruta pero sin aplicar criterios periodísticos. También llegábamos a la conclusión de que precisamente, en esta era digital, el periodismo (el bueno) es más necesario que nunca para extraer de la infoesfera lo relevante. Eso es lo que sabemos hacer. Desgranar el polvo de la paja (y ahora hay más basura que nunca). Pero de repente la urgencia por el Retweet nos ha hecho olvidarnos del abc del oficio. Y lo peor no es eso. Lo peor es la escasa capacidad de auto-crítica que tenemos. Si alguien se equivoca siempre es el otro. Nunca nosotros, los de la tribu.

Hay margen de mejora

Pues claro que lo hay. Para los servicios de emergencia que siempre pueden enriquecer sus procedimientos operativos. Para los que somos periodistas en esos servicios, que debemos también aprender a sujetar los caballos y no dejarnos llevar por la presión de las redes sociales. Jamás perder rigor ante el miedo de que un tuitero se nos adelante con una noticia. Y desde luego para los Medios, habidos de carnaza y suculentos titulares que colocar en las mejores posiciones de los diarios digitales porque, no nos engañemos, la clave está ahí. En posicionar entre las 10 noticias más vistas del día aquellas que más clicks generen y, por lo tanto, más conversiones.



martes, marzo 25, 2014

Geoposicionamiento en emergencias

Cuando se produce una emergencia o una catástrofe las Redes Sociales se convierten en un lugar de sumo interés para localizar relatos en tiempo real de lo que acontece. Los primeros minutos son esenciales para localizar historias reales con testigos reales muy próximos al lugar de la tragedia. Pero, cómo localizarlos de forma rápida y, sobre todo, cómo saber que realmente tienen algo que ver con los sucedido. Que lo que nos cuentan no es un bulo o fruto de un rumor. Si pudieramos acceder a los tweets que se producen en un área determinada el rastreo sería mucho más efectivo. Ya hay herramientas para ver quién tuitea a nuestro alrededor ¿Pero podemos hacerlo a distancia?¿Podemos ver quién tuitea al otro lado del mundo? Sí. Hootsuite y Google nos dan la solución. El truco es cortesía de auténticos especialistas en geolocalización.

Hace sólo unos días tuve la inmensa suerte de acudir al último evento organizado por AERCO en Madrid y por fin desvirtualizar a @GersonBeltrán, un auténtico referente, en lo que a Social Media y Geoposicionamiento se refiere. Sin duda Gerson nos abrió los ojos sobre la enorme oportunidad que la geolocalización ofrece a todos los ámbitos y el basto ecosistema que conlleva, con Google en su centro. Junto a él @IsmaelLabrador Nos desveló las grandes ventajas del Inbound Marketing y lo que él denomina Outbound Marketing en materia de geolocalización, y cómo cada usuario de Twitter es un cliente potencial. Para ello nos dio 4 claves para usar la red de microblogging: usar listas de búsquedas, tweets geolocalizados, emplear la sincronización con Google Maps y usar Tweetdeck y Hootsuite.

Cómo emplear la geolocalización en gestión de emergencias

Veamos cómo podemos utilizar Hootsuite y más concretamente la extensión para Chrome, Hootle. Esta extensión te va a permitir no sólo subir a tus redes sociales de manera directa cualquier URL sino que además, una vez descargada, habilita una función en Google Maps que permite ver los tweets que se están produciendo alrededor de cualquier localización que pongas. Para que te hagas una idea lo mejor el ver el este vídeo de Hootlet



Otra interesante opción es agregar tú mismo las coordenadas localizándolas, por ejemplo, en Google maps y haciendo una búsqueda en Hootsuite para lo que crearás una columna específica con la opción buscar.


domingo, noviembre 24, 2013

Twitter y la bulimia mediática en emergencias. Incidir en el acceso variable a la información para controlarla

La gran cantidad de información que se produce en el medio continuo y las extensiones tecnológicas de que disponemos en forma de dispositivos móviles producen una sobre abundancia de información procedente, en muchos casos, de fuentes desconocidas. Cuando hablo de medio continuo me refiero a la infoesfera digital carente de periodicidad y en la que la información fluye de forma síncrona, constante y ubicua.  De hecho casi el 50% de la información que publican los medios proceden de este tipo de  fuentes. 

Asi, se está dando un proceso en el que se produce un consumo compulsivo de información que no permite el necesario proceso de asimilación y sedimentación cognitiva en las audiencias. Hoy, en algunos sectores de población, se observa una dependencia del instante, de la anécdota, del comentario excéntrico, mediante una sucesión de estímulos variables que magnifican lo efímero, a modo de atracción magnética de la atención, en detrimento de las grandes cuestiones (Erik- sen 2001; Rosenberg y Feldman 2010). El periodismo espectáculo, propio de los medios audiovisuales, se ha adueñado de la información digital continua y también de las redes sociales.

Fte: Periodismo en la era digital


Es precisamente por ello que el problema tiende a agravarse en situaciones de emergencias y catástrofes donde el consumo y la producción de la información, no sólo de los medios, sino especialmente de los ciudadanos, crece de forma exponencial gracias a sus dispositivos móviles. Estas extensiones tecnológicas permiten subir a la red testimonios, fotos y vídeos procedentes de su experiencia personal o fruto de la clonación masiva, vía RT (repetición) de los contenidos de otros difícilmente verificables en medio de un proceso de consumo bulímico de informaciones con una vida aproximada de 5 minutos. Imaginemos lo que pudo ser esto en catástrofes como el terremoto y tsunami de Japón (2011) en el que se llegaron a publicar casi 6.000 tweets por segundo o durante el huracán Sandy.

En el Tsunami el gobierno japonés se vio obligado a abrir
cuenta en Twitter. En pocas horas tenía más de 200.000 seguidores


Soluciones al proceso de consumo bulímico de la información de emergencias en Twitter

Vamos a acotar el ámbito de estudio a la red social esencial hoy en día en la distribución de información. Twitter se ha convertido en el granero de la información bruta al que acuden tanto ciudadanos como medios con el fin de obtener información de último minuto. A través de la misma accedemos a información prácticamente sincrónica de los afectados por la tragedia antes incluso de que se personen en el lugar los servicios de emergencia o los periodistas.

Sin embargo, el proceso de distribución secuencial de la información a través del Time Line
supone que la vida media de un tweet se sitúe en los 5 minutos. Cuando un usuario de esta red es conocedor de la tragedia, y acude a la búsqueda de información, ésta puede llevar abierta bastante tiempo. Un ejemplo claro fue el accidente del tren Alvia en Santiago de Compostela donde decenas de tuiteros, en su afán de colaborar, repicaban de forma constante la necesidad de donar sangre cuando las autoridades hacía tiempo que habían dejado de solicitarla.



El acceso variable a la información de emergencia por miles e incluso millones de usuarios de Twitter propicia un flujo constante y una repetición de mensajes en tiempos muy diversos cuando muchas de esas informaciones realmente han caducado en su finalidad primigenia de producir una determinada respuesta social. En ese sentido, la fuente informativa, entendiendo por tal un Servicio de información de Emergencia, logra el mayor impacto, no en los primeros instantes de la publicación del mensaje, sino en función de que el mismo sea repicado por los nodos más influyentes y de mayor calidad. Estos pueden obtener directamente la información de la fuente original o de un tweet clonado. Así, nos podemos encontrar con que los efectos de un determinado tweet pervivan mucho más tiempo del deseado pesé a que de la fuente original haya partido ulteriores mensajes que maticen, varíen o modifiquen el contenido del primer mensaje.

Dado que el acceso es variable a la información podemos realizar las siguientes acciones. En primer lugar si queremos que un determinado mensaje perviva debe reproducirse y actualizarse con cierta periodicidad asociado al hashtag donde se agrupé la conversación. Las correcciones o modificaciones del mensaje original deben, por tanto, siguiendo esta lógica repetirse también de forma periódica. Recordemos que la vida media útil de un tweet es de 5 minutos.

Asimismo, se impone la monitorización constante del hashtag, no sólo a la caza de bulos y rumores, sino también de todos aquellos mensajes caducados en su finalidad original o de efectos indeseados en el tiempo con el fin de dirigirse a sus reproductores para lograr atajar lo antes posible su efecto. Se publicará siempre con el hashtag lo que redundará a la hora de frenar el rumor.

Dado que la viralización del mensaje caducado puede ser muy alta, se impone la colaboración y acción conjunta entre el Servicio de Información de Emergencias, la estructura de grupos VOST y la comunidad de influencers que, de forma colaborativa, ayude al control de este tipo de mensajes.




Asimismo, es esencial la comunicación de la situación a los medios informativos con presencia en la esfera digital con el fin de frenar la reproducción de los mensajes caducados

jueves, noviembre 14, 2013

Las fotos del accidente de Santiago ¿Comisión Deontológica de la FAPE?



No salgo de mi asombro. De verdad no acabo de creerme que la Comisión de Deontología de la FAPE (¿Es la misma Federación de Asociaciones de Periodistas que nos representa a todos los informadores?) de por buena la publicación de fotos que vulneran claramente derechos fundamentales como el de la imagen y el honor. Fotos que además conculcan de forma evidente la Ley del Menor.

La resolución de la Comisión Deontológica dice: la transmisión, informativa u opinativa, de las situaciones catastróficas pone a prueba la efectividad inmediata, directa y próxima del deber de informar y del derecho a ser informado”. Así, la resolución advierte de que ante el impacto de una tragedia colectiva, “el compromiso del periodista con la verdad no puede fallar”. En relación con las fotografías denunciadas, la Comisión señala que “la veracidad no está puesta en duda”. En este sentido, se advierte de que las fotografías reflejan la gravedad del accidente sin cambiarlo, difuminarlo ni distorsionarlo y que su impacto informativo “coincide con la realidad”. De esta forma califica la foto de portada de “esencialmente objetiva y veraz”

A ver. Vamos por partes. Dice que "refleja la realidad". Bueno acepto pulpo como animal de compañía. Es cierto que la foto refleja la realidad o almenos una parte de ella. Y es cierto que los periodistas estamos para eso. O se supone que honestamente nuestro relato debería acercarse a los hechos. Cosa, por cierto que difícilmente puede lograrse en 30 líneas. Pero bueno, hasta aquí de acuerdo. Sigamos.

En referencia a la invasión de la intimidad, la Comisión señala que las personas que figuran en las fotografías no han “ejercitado ningún tipo de queja, reclamación o pretensión a la protección de su intimidad o propia imagen”. La resolución destaca que la presencia de las víctimas en las fotografías “subraya el alcance de la catástrofe, al que la presencia de cuantos auxilian y atienden a esas víctimas aporta un punto de solidaridad y serenidad”. Además, se advierte de que “la imagen de las víctimas no es por sí misma una intromisión gratuita”, destacando que “el dolor y la aflicción son consecuencia directa del accidente” y que en la imagen de portada “ni se agrava ni se resalta más allá de la misma constatación de la existencia de víctimas mortales”.

Sigamos desgranando. ¿Qué las personas no se han quejado? Me pierdo. Es decir, que si  protestan o denuncian entonces igual cambio mi criterio y entonces igual opino otra cosa ¡Fantástico! Eso es tener criterio. Tengo unos principios éticos pero si no te gustan tengo otros.

Avancemos. "La presencia de las víctimas aporta solidaridad y serenidad". Vamos a ver que no hablamos de qué aporta, sino de derechos fundamentales. La ley es la ley. No la retorzamos a nuestro antojo erigiéndonos como caballeros andantes dispuestos a salvar a la sociedad. La ley es igual para todos. También para los que somos periodistas. No somos una casta aparte.

Más. Que "el dolor y la aflicción de la víctimas es consecuencia del accidente" ¡Ya!. Hasta ahí llegamos. Y que "la imagen de portada no agrava ese dolor". Hombre el físico sin duda no. Lo que no entiendo es si ahora somos psicólogos clínicos ¿Cómo puede saber la Comisión deontológica lo que sufrirán las víctimas cuando rememoren lo ocurrido viendo su imagen reconocible junto a un tren destrozado? ¿Nos hemos olvidado ya del 11-M? Pero además, se han olvidado ya mis compañeros (igual ni lo saben) de lo que es la segundavictimización?¿No saben cómo puede afectar a las familias de las víctimas reconocer a un pariente en esa foto y la sobre-exposición a la misma imagen de forma constante?

Pero avancemos. Finalmente, sobre una foto, incluida dentro del mismo número del periódico, en la que se puede ver a un bombero con una niña en brazos, la Comisión resuelve que “no comporta lesión del principio de protección de la infancia”, puesto que, aunque la menor es identificable, “su imagen queda integrada en un protagonismo conjunto” con el bombero que la socorre.

Aquí si que no entiendo ya nada. Estamos protegiendo el rostro de todos los hijos de los famosos pixelando su rostro, pero cuando hay una tragedia esa niña pierde sus derechos. No, no y mil veces no. El legislador no ha hecho distingos y no dice nada de que sí va en brazos de un bombero ya no tiene derechos. Para empezar la protagonista de la imagen es la niña, por mucho que el bombero asuma su rol de “héroe” en el relato de la tragedia. Sin víctima, no lo olvidemos, no habría ni tan siquiera relato y por lo tanto nadie hubiera hecho la foto. Yo desde aquí animo a la familia de esa niña a hablar con un letrado.

Y ahora vamos a lo más gordo. Ni siquiera se ha hablado de derechos fundamentales para justificar la publicación. Y es normal porque el Art 18 C.E., y sobre todo la Ley orgánica que lo desarrollan, son claros al respecto.

Echémosle un vistazo al Art 8 de la Ley Orgánica 1/1982 de 5 de mayo sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen

Artículo 8
1. No se reputarán, con carácter general, intromisiones ilegítimas las actuaciones autorizadas o acordadas por la Autoridad competente de acuerdo con la ley, ni cuando predomine un interés histórico, científico o cultural relevante.
2. En particular, el derecho a la propia imagen no impedirá:
a) Su captación, reproducción o publicación por cualquier medio, cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público.
b) La utilización de la caricatura de dichas personas, de acuerdo con el uso social.
c) La información gráfica sobre un suceso o acaecimiento público cuando la imagen de una persona determinada aparezca como meramente accesoria.
Las excepciones contempladas en los párrafos a) y b) no serán de aplicación respecto de las autoridades o personas que desempeñen funciones que por su naturaleza necesiten el anonimato de la persona que las ejerza.

Es decir, ni las víctimas eran personajes públicos, ni eran meramente accesorias. Eran  los protagonistas de la foto-noticia. Pero es que además su imagen es reconocible y más es el caso de la menor cuyos derechos fundamentales están especialmente reconocidos.

La labor de los VOST para evitar imágenes escabrosas

Quiero destacar aquí la labor de los Team VOST (Equipos de voluntarios digitales en emergencias), especialmente de @VOSTGalicia y @vostSPAIN, no sólo en la lucha contra los bulos esa noche y en la labor de facilitar información y recomendaciones útiles a los familiares de la víctimas. Es muy reseñable su esfuerzo recomendando no tuitear imágenes escabrosas. Más de 2.500 retuits tuvo ese tweet y más de 160 favoritos. Lo que da idea del apoyo entre los tuiteros a la iniciativa.






Termino como empecé. No salgo de mi asombro no me reconozco en esta Comisión Deontológica y sí en la Asociación de Periodistas de Santiago de Compostela que denunció estas imágenes a quienes felicito por su profesionalidad.


No todo vale compañeros. No se puede hacer información a cualquier precio. Es mi opinión.

miércoles, noviembre 13, 2013

Redes Sociales en el Tifón Yolanda. Twitter y #RescuePH

De nuevo una catástrofe natural ha venido a poner de relevancia la importancia de las Redes Sociales en Internet para facilitar y buscar ayuda a los afectados. En este vídeo-post trato de desgranar las ventajas e inconvenientes de lo vivido hasta la fecha en Filipinas tras el paso del ciclón Yolanda.



lunes, octubre 21, 2013

Edcivemerg en el Senado. La moción aprobada hoy es un hito histórico para la educación escolar en emergencias


Hoy es un día histórico para los que apoyamos la iniciativa Educación Escolar en Emergencias @Edcivmerg. El Senado ha aprobado una moción instando al gobierno a incluir en primaria y secundaria conocimientos en primeros auxilio, seguridad vial, protección civil y emergencias. En este vídeo post quiero hacer resumen de nuestra breve historia y dar las gracias a tod@s


De izquierda a derecha y de atrás adelante: @LuisSerranoR, @marcoseguillor,
@pelluzo, @CarlosNovilloPi, @Jesterhanny, @MariaLuisaMoreo, @FernanLopezMesa